Control A Uso De Prendas Militares En Valledupar Por Nuevo Disco De Silvestre Dangond

 

Mediante un comunicado de prensa, la Décima Brigada Blindada del Ejército Nacional, estableció que hará control con respecto a compra, fabricación, venta y utilización de las vestimentas que representan a la institución.

La publicidad que ha hecho el cantante de vallenato Silvestre Dangond para su nuevo trabajo discográfico ha generado controversia. Muchas personas están de acuerdo con el homenaje que se le está haciendo a la fuerza pública nacional, sin embargo otras personas afirman que esto puede ser un mensaje violento para los jóvenes.
Si bien esta campaña ha dado de qué hablar, no obstante las autoridades aseguran que las ventas de uniformes representativos del Ejército Nacional han aumentado sus ventas.

Teniendo en cuenta el artículo 4 del decreto 2266 de 1991, las consecuencias de usar una prenda representativa de las Fuerzas Militares de Colombia, sin ser parte de ellas, da entre tres a cinco años de cárcel y de 5 a 50 salarios mínimos mensuales legales vigentes.


EL PILÓN se comunicó con el representante de Silvestre Dangond, Carlos Bloom, quien aclaró que mantuvo una reunión con el Comandante de la Décima Brigada del Batallón en la que se establecía la colaboración con las Fuerzas Militares en el control de la comercialización y el uso de prendas representativas del Ejército, por parte de personas ajenas a la entidad.
«Nosotros acordamos con las autoridades que no vamos a promover la comercialización ni el uso de camuflados representativos del Ejército por parte de los seguidores de Silvestre. Ellos pueden tener su camuflado rojo o gris pero que no sea el que identifica a la entidad. En el establecimiento autorizado solo se venden camisetas y gorras, no se comercializa con prendas alusivas del Ejército Nacional», aclaró Bloom.
No obstante, en las redes sociales se han visto comentarios de personas que aseguran que algunos soldados están alquilando su uniforme para el lanzamiento de ‘La novena batalla’ por un valor de 200.000 pesos.
De igual forma, en las calles de la zona céntrica de Valledupar se aprecia la venta de cachuchas y pantalones camuflados, que imitan a los del Ejército.
Por su parte, la ley señala textualmente que se impondrá una pena «a aquel que sin permiso de autoridad competente importe, fabrique, transporte, almacene, distribuya, compre, venda, suministre, sustraiga, porte o utilice prendas para la fabricación de uniformes de campaña, insignias o medios de identificación de uso privativo de la Fuerza Pública o de los organismos de seguridad del Estado».
La Décima Brigada Blindada declaró que los elementos que han sido mencionados son de uso exclusivo de la Fuerza Pública y solo se podrán vender a miembros de ella, para lo cual se hace necesario el permiso de la autoridad pertinente. Esta ley se establece con el propósito de evitar que los artículos militares lleguen a manos de grupos al margen de la ley.
Así pues, el llamado es para todos los ‘Silvestristas’, para que no adquieran prendas que son representativas y de uso exclusivo del Ejército Nacional y que denuncien los lugares donde se está comercializando con ellas.
«Nosotros acordamos con las autoridades que no vamos a promover la comercialización ni el uso de camuflados representativos del Ejército por parte de los seguidores de Silvestre», Carlos Bloom.

Por Freddy Oñate Acevedo /
[email protected]

Comentarios