El emotivo mensaje que envió Silvestre Dangond en su concierto de Cartagena

‘El confite’, uno de los éxitos más sonados de su última producción musical ‘Sigo Invicto’, fue la canción que abrió el esperado concierto del intérprete guajiro.

En el espectáculo que se extendió por más de dos horas, no podían faltar éxitos como ‘La colegiala’, ‘Me gusta, me gusta’, ‘Mi amor por ella’ y ‘Dile’, entre otros, que dieron a conocer y catapultaron la carrera de Silvestre Dangond durante estos 10 años. Tampoco podían faltar los homenajes a fallecidas glorias del vallenato Diomedes Díaz y Kaleth Morales.

«Yo viví en Cartagena en el 2001, cuando me volé de mi casa porque mis papás invirtieron todo lo que tenían en mi universidad y yo solo asistí 15 días. Me vine a vivir a Manga con unos amigos, y desde entonces me hice amigo de un muchachito que empezaba a cantar como yo, mi amigo Kaleth Morales», fueron las palabras del intérprete vallenato para recordar al fallecido Kaleth.

Durante el concierto, el show de Silvestre, ya un poco más reposado que en años anteriores, sorprendió gratamente a los asistentes con una puesta en escena de luces, sonidos y juegos pirotécnicos al estilo de grandes estrellas de la música.
El artista considerado uno de los más importantes de la nueva ola de vallenato, habló también de su cambio de vida y como los errores lo hicieron refugiarse en Dios y su familia.


«Yo no quiero que mis hijos repitan mi historia. Antes de morirme tengo que dejar un buen ejemplo. Antes yo pensaba que la felicidad era el dinero, la fama, las joyas, ahora solo necesito el cariño de ustedes, el amor de mi familia y una buena oración para sentirme pleno. Pero no crean que esto afecta mi alegría en tarima, para nada, ahora siento que estoy en el mejor momento de mi carrera», aseguró en medio de la presentación.

En Cartagena, el Tour ‘Sigo Invicto’ terminó con un ruidoso y prolongado aplauso no solo para Silvestre sino para toda su talentosa agrupación.

Comentarios