La Promesa Fallida De Diomedes Díaz A La Virgen Del Carmen

 

Después del año 1998, los días 16 de julio son diferentes para los devotos de la Virgen del Carmen en la Costa Caribe colombiana.

Y son tan diferentes porque la figura número uno del canto vallenato, Diomedes Díaz, hizo una promesa que catapultó su devoción por la Santa Patrona: Y a mi gran Virgen del Carmen que no se aparte de mí, que si me para de aquí le hago una iglesia en el Valle…

El ‘Ídolo de las multitudes’ estuvo en la cárcel entre octubre de 1997 y abril de 1998, vinculado a un proceso por la muerte de Doris Adriana Niño; al diagnosticarle Gillian-Barré fue beneficiado con casa por cárcel y en esos andares entre su residencia en Valledupar y una finca en el corregimiento de Badillo, compuso Volver a vivir, una de las canciones que hizo para su más querida patrona.

Luego sucedida esta historia, la Diócesis de Valledupar pensó en otra parroquia para seguir alimentando la fe de los vallenatos, pero nunca llegó. El cantante murió el pasado 22 de diciembre en Valledupar, después de haber presentado su último trabajo discográfico, La vida del artista, en el que no nombró a la Virgen del Carmen.

«Virgen del Carmen deme una luz señora, deme una luz, que lo de más los resuelvo yo»: Diomedes Díaz.

La pregunta es ¿qué pasó con la iglesia? Primero se habló de que sería construida en un predio ubicado en el barrio Villa Taxi, y no fue así. Un tiempo más tarde, los amigos más cercanos al artista comunicaron que se haría en la parroquia San Miguel Arcángel, en la urbanización Don Carmelo, pero tampoco.

El párroco de esta iglesia, Alexander Brand Franco, le dijo a EL PILÓN que Diomedes si tenía la intención de hacerla, hasta pensó en realizar el lanzamiento de su último disco en las afueras de la parroquia, aunque no haya cumplido.
«Nada. Diomedes no hizo sino prometer, la iglesia se ha construido solamente por aporte de los fieles, la Diócesis y la familia Morelli», declaró el párroco quien aseguró habló con Diomedes en una ocasión y su manager José Zequeda.

«Como la iglesia estaba en construcción, le pedí que me ayudara a terminarla para el barrio y le propuse hacerle dentro, un altar para la Virgen del Carmen. La propuesta le sonó mucho, porque había sido una promesa suya de toda la vida, y hasta me prometió venir a lanzar su disco acá», recordó el sacerdote Alexander Brand.


Jaime Pérez Parodi, presentador oficial del ‘Cacique’, recuerda que por su fe y devoción, Diomedes fue calificado por el Obispo Primado de Colombia como hiperdúlico (máxima devoción), pero señala que Díaz Maestre debió cumplir con la promesa de la iglesia.
En un programa del canal regional Telecaribe, Miércoles de Impacto, Diomedes Díaz hace más de diez años entregó una declaración, jocosa como eran la mayoría de sus intervenciones: «la Virgen del Carmen ya me dio vida y salud, ahora tiene que ponerme a trabajar para comprar los ladrillos».

Los años pasaron. En el 2001 se dictó la sentencia final del juicio por la muerte de Doris Adriana Niño, y Diomedes fue sindicado de homicidio preterintencional y condenado por un juzgado de Bogotá a pagar 12 años de prisión. Después un juez de ejecución de penas de Valledupar disminuyó a seis años la sentencia y volvieron a aparecer las promesas.

En el trabajo Pidiendo vía, grabado en Valledupar con el acordeón invitado de Juan Mario De la Espriella, mientras estaba recluido en la Cárcel Judicial de Valledupar, ‘El Cacique de La Junta presentó la canción ‘A mitad del camino’, en respuesta a las críticas y saludando de nuevo a la Virgen

Y el mes de julio en su afán va de paso y cuántas penas se quedan conmigo
y el 16 se queda en mi regazo, Virgen del Carmen porque soy tu hijo
precisamente tú me tienes vivo, pero ayúdame a salir del fracaso…
Esta es la primera estrofa, en la segunda volvió a pedir:

Virgen del Carmen con estas cadenas
no puedo hacerte la iglesia en el Valle,
Tú no dejaste que yo me muriera
Un milagro que me hiciste bien grande
ahora te pido por lo que más quieras
que me pongas lo más pronto en la calle
pa’ hacerte la iglesia que te he prometido
pa’ hacerte la iglesia que te he prometido
para cantarte con todo tus hijos
una fiesta bien bonita en el Valle.

Diomedes Díaz Maestre, falleció a sus 56 años, en los últimos años siguió halagando la religiosa después de varios accidentes de tránsito, una operación de corazón abierto realizada en Bogotá y otros achaques que presentó.
A pesar del incumplimiento de Diomedes con la Virgen del Carmen, la Diócesis de Valledupar y sus fieles seguidores, el padre Alexander Brand ofrecerá este 16 de julio, al igual que el año anterior, la santa misa desde las 7:00 de la mañana en la parroquia San Miguel Arcángel en honor al cantante ganador del premio Grammy Latino en la categoría Cumbia / Vallenato.

Por Carlos Mario Jiménez / EL PILÓN
[email protected]

Comentarios