Este concierto fue en Fonseca (La Guajira) tres días después de la muerte de Kaleth Morales. El día anterior lo enterramos en Valledupar. Como ven en el video, yo estaba muy triste, pero, decidí aceptar la invitación de silvestre Dangond, un artista que me apoyó mucho en el duelo del compañero. Recuerdo que Silvestre me dijo: ¡Pasemos esta tristeza recordando al negro con buena música!