Un día de clases con Juan Bautista, el actor que hizo de Diomedes en la niñez 

 

El Niño Juan Bautista le cambio de su vida fue de 180 grados, pasó de ser un niño desconocido a convertirse en el centro de atención en gran parte de Colombia. En solo pensar que cuando regresó al colegio no pudo estar en las horas de recreo, Juan Bautista Escalona entendió que algo pasaba.

Este niño de 14 años, nacido en Santa Marta, que en el telenovela Diomedes Díaz, ‘El Cacique de La Junta’, protagonizó el papel de este artista en su niñez, hoy es una locura en su salón de clases, así como en las calles, centros comerciales y diferentes escenarios en los que actúan con ‘Los Niños del Vallenato’ de Andrés ‘El Turco’ Gil.

Como todo niño se forma a través de la educación, después de su gran papel en la novela que se roba el rating en el país, fue llamado por colegios privados y hasta bilingües para que cursara sus estudios. Juan Bautista no los aceptó y prefirió mejor seguir en una institución de carácter público, la misma donde reprobó el sexto grado el año anterior.
Y perdió el año, según dice, porque fueron cinco meses de grabación con el Canal RCN y además iba un poco mal en diferentes áreas.

«Yo vengo de cuarto y quinto grado en el Centro de Desarrollo Vecinal, CDV (subsede del José Eugenio Martínez), el sexto lo hice en el José Eugenio Martínez pero en la tarde no me fue muy bien y entonces lo estoy repitiendo. Yo soy bueno para el estudio, pero estuve cinco meses grabando la novela y así no se puede», dijo a EL PILÓN después que lo visitáramos en un día normal de sus clases.

Está incluido en el curso 604 de la Institución Educativa José Eugenio Martínez, su enemigo más cercano es el despertador, no le gusta levantarse temprano, aunque debe estar en clases a las 6:00 de la mañana.

Esta escuela está situada en la comuna cuatro de Valledupar, en ella, el año anterior la Secretaría de Salud Municipal encontró focos de venta y consumo de drogas, así como pandillas y otro tipo de problemática.

Antes y después de la novela
¿Cómo era antes de la novela y cómo es después?, el niño que aceptó el reto de interpretar en su juventud al cantante más grande del vallenato respondía, mientras aplaudía con sus manos y gesticulaba con su boca sonidos extraños. «En los primeros días me querían matar, pero ya están controlando las emociones. Ahora mi día de clases es normal, como el de todo niño gracias a Dios; clases, recreo y elegante. Los compañeros son muy excelentes, un poco de locura porque hay muchos locos (risas)».

Juan Bautista comenzó su vida en la música vallenata desde los 6 años en la escuela de ‘El Turco’ Gil. Luego, a los 11 años participó en el Factor Xs, quedando entre los 15 semifinalistas, sin embargo no era famoso como sí lo es ahora.

«Lengua castellana, matemática, ciencias naturales y sociales», responde al indagarlo sobre las materias que más le gustan, aunque con los números ‘pelea’ todos los días para interpretarlos.
«Una exposición la preparo entendiendo primero el tema, mostrando de verdad con una cartulina de qué estamos hablando, que las personas que están al frente mío, mis compañeros y mi seño (profesora), vean que estoy dando a entender el tema con mucha disciplina y paciencia».
El encargado de guiarlo es el salón de clases y los trabajos es Juan David Atencia Berrío, al que considera su hermano, un niño ciego de nacimiento con un talento único para interpretar el acordeón y versear y que estudia bajo la modalidad de braille.

Entre Juan Bautista y Juan David hay una química única, «nos entendemos en el hablado, los saludos y en todo», afirmó Juan David.


El Diomedes Díaz niño en la telenovela es hiperactivo, no se queda quieto en ningún espacio del salón y en ocasiones los profesores deben llamarle la atención. Entre todas esas acciones sabe lo que quiere en su colegio, dice que no actuó en la novela de Diomedes, «mi vida no se parece, es la misma de Diomedes por eso siento que no actué, sino que me fui yo».
A Juan Bautista le gustaría pintar su salón de clases, tener mejores sillas y elementos educativos para su colegio, «que de verdad nos manden seguridad para esta institución, cualquier niño con una cuchilla puede hacer no sé qué cosa y el vigilante no puede detenerlo, quiero que nos pongan seguridad», indicó.

En las seis horas de clases que recibe a diario, solo piensa en cumplir sus sueños, «quiero ser actor y cantante, quiero componerle una canción a mi mamá».
Sus pasiones
Se desvela por ser actor de películas o comedia y un músico completo, son dos de sus pasiones desde que ingresó a la música y ahora a la televisión.
«Yo voy a terminar en este colegio, a mí me regalaron muchas becas para estudiar en colegio privados, pero no me fui porque no me gustan, me gustan son estos (públicos) porque aquí está la persona humilde y que lo quiere a uno. Me siento muy preparado para la televisión, actuar no es nada, es tu vida, es lo que tú haces», afirmó.

Como dice el estribillo la canción ‘Para mi fanaticada’ hecha por Diomedes Díaz, «porque un artista solo no puede conservar su valor y hay que reconocer que ninguno nace con fama», Juan Bautista Escalona cree que en alguno de sus últimos días su humildad quiere alejarse.
«Siento a veces que no soy el más humilde que quiero ser, a veces se me sale la humildad pero yo le digo como venga pa’cá usted no se me puede ir y trato de mostrar lo mejor de mí».
Pasó de 240 a 30.600 seguidores en la red social Instagram y sabe que hay algo detrás. En el colegio las niñas lo persigue, le hacen regalos, le piden fotos, su número de teléfono y lo invitan a sus casas, algo que antes no pasaba, así también se pronostican muchas opciones para su futuro.
«Me dijeron que hay muchas propuestas, pero la verdad no sé, espero que sea algo que me abra los caminos y que sea en el nombre de Dios. No soy un súper actor, no le tengo miedo a nada, no le temo a las Icfes (risas) aunque debo estudiar. Yo me siento útil para aportar en la vida», sostuvo.
«Era una locura»
El rector de la Institución Educativa José Eugenio Martínez, Rafael Murgas Muñoz, dijo que en los primeros días de clases que Juan Bautista «era una locura».
«Se dio el caso de la grabación de la novela y él perdió mucho tiempo, ya venía un poco mal porque su entusiasmo era menos y perdió el año, este año se comprometió con la institución y con nosotros a mejorar», aclaró Murgas Muñoz.

Para el director estudiantil de Juan Bautista, antes era pasivo, pero después de interpretar la novela de Diomedes Díaz, llegó «con las pilas puestas y una fama en la espalda que lo beneficia mucho».
«Me tocó guardarlo en la rectoría porque me volteó el colegio en las horas de recreo, al principio fue así pero ya sus compañeros y estudiantes del colegio se han acostumbrado a tenerlo aquí», dijo el rector del José Eugenio Martínez.

Puntos de vista
Juliana Enamorada
Estudiante
Siento mucha satisfacción de verlo triunfar, todavía veo la novela y me gustaría que volviera a salir.
Katherine Benavides
Estudiante
Me siento muy orgullosa de Juan Bautista, he compartido mucho con él y comprobé que tiene mucho talento.
Por Carlos Mario Jiménez / EL PILÓN
[email protected]

Comentarios