Y qué pasó después de la entrevista de Diomedes sobre la muerte?

Lo que nadie hubiera podido suponer es que todas esas preguntas sobre la muerte estaban incomodando de tal manera a Diomedes que al año siguiente, cuando le propuse una entrevista, el artista simplemente se negó.

Alguien me comentó que le aterraban esas preguntas sobre la muerte, algo que me sorprendió mucho, a juzgar por la manera cómo había respondido. En varias ocasiones me dejó plantado y en una de esas abrimos micrófonos a los fanáticos que se lo habían quedado esperando para una presentación en el parqueadero del estadio “Romelio


A Diomedes, cuyo conjunto ya para ese entonces era conocido como el de “Novienes Díaz y Juancho tampoco”, respondió a su manera, dándole un paseo a mi nombre por casetas y verbenas de la Costa Caribe. “Yo soy indio”.