La historia que unió a Silvestre Dangond con El Santo Cachon

El santo cachón es una canción de Romualdo Brito, respetado compositor de obras como ‘Parranda, ron y mujer’, ‘Mi presidio’, ‘Cuando la vi’, ‘Esposa mía’, entre otras.

La canción se convirtió en todo un éxito del género gracias a Los Embajadores del Vallenato; la voz de Robinson Damián y el acordeón de Ramiro Colmenares hicieron de este tema el más importante del álbum ‘Borrachera donde quiera’, que tuvo la producción musical de Iván Calderón.

Desde su lanzamiento en 1994 El Santo Cachón estuvo destinado a ser un hit en Colombia y el mundo, a tal punto que Los Embajadores llegaron a visitar un total de 24 países, entre ellos Paraguay, Argentina, Ecuador, Venezuela y Estados Unidos.

El pasado 11 de noviembre se cumplieron 24 años del estreno del hit que aún sigue siendo escuchado, razón por la que Harold Jiménez, director y realizador de la agencia antioqueña 36 Grados, le recomendó a Silvestre Dangond, actual ganador del Grammy Latino, que grabara de nuevo El Santo Cachón.

La idea surgió en Medellín, justo al terminar las grabaciones para la campaña publicitaria de la Fábrica de Licores de Antioquia, de la que Silvestre es imagen actualmente en Colombia.

Harold le comentó a Silvestre la idea de hacer una versión nueva de El Santo Cachón, pero el artista nacido en Urumita se negó de inmediato:

-“Tú estás loco. Esa canción es un éxito mundial. ¿Para qué la voy a grabar?”
Fue su respuesta.

S

in embargo, la idea quedó ahí hasta que un mes después y por cosas del destino, cuando Silvestre iniciaba el Tour Esto es Vida, ‘Fercho’ Meza, mánager de Robinson Damián, le escribió al número personal de Silvestre preguntándole si podía hacer un fit de El Santo Cachón, con su artista.

Al intérprete de Cásate Conmigo le pareció de mal gusto que Fercho no conversara primero sobre el asunto con su mánager. Sin embargo, Silvestre tomó el mensaje como un aviso de que algo importante podía suceder y pidió a Carlos Blomm que contactara y escuchara la propuesta.

Y así fue, Bloom conoció el deseo de Robinsón Damián de grabar un disco completo con varias artistas, incluyendo a Silvestre.
Una vez que Silvestre se enteró, recordó un episodio en Londres, cuando en marzo de 2017 junto a Nicky Jam y antes de subir al escenario el discjokey había puesto a sonar El Santo Cachón.


El público explotó de la emoción
Así lo hizo saber Silvestre en una conversación con Hablando con C.

El ganador del Grammy Latino sintió que tenía que hacerlo: la recomendación de Harold Jiménez, el mensaje de Fercho Meza y lo percibido en Londres eran señales difíciles de ignorar.
“Carlos, vamos a grabar esa canción con Robinson, diles que sí, pero con una condición: que yo hago la producción, el vídeo y la promoción. Es decir, será un producto de Silvestre Dangond”.
Dijo Silvestre a su mánager.

Cuando Bloom volvió a contactar a Fercho Meza y expuso las peticiones, Robinson Damián aceptó de inmediato.
Pero había detalles que debía definir, ¿a quién le daría la responsabilidad de interpretar el acordeón?

Pensó en Lucas Dangond y Rolando Ochoa, pero ninguno de los dos lo convencía. Y al final apostó por Alvin Anaya, conocido como ‘El Mafia’, acordeonero de Los Gigantes del Vallenato, oriundo de Montelibano, Córdoba.

Ya con la escogencia de El Mafia llegó otra duda. ¿Quién sería el productor de la nueva versión de El Santo Cachón? Silvestre flotó la lámpara y el nombre de Iván Calderón, dueño de Los Gigantes del Vallenato, bajista, guitarrista y arreglista, llegó a su mente, era el indicado.

De esta manera se armó el rompecabezas para regrabar El Santo Cachón, versión 2018, hecho exclusivamente para alegrar el fin de año y los carnavales en Colombia.

La canción se grabó en Calderón Records, los estudios de Iván en Medellín.

El videoclip está dirigido por Harold Jiménez y es una adaptación del filme original, conserva el efecto especial de los dos espejos en el centro del escenario. Reúne además a teatreros, modelos y la aparición especial de Alvin Anaya, al igual que Iván Calderón interpretando el bajo.

Esta es la historia de cómo Silvestre tejió la idea de hacer la nueva versión de El Santo Cachón. Una bomba musical que hará explotar de emoción a sus seguidores y a los amantes del vallenato en todo el mundo.

Comentarios