Tito Castilla, quien era el cajero de la agrupación de Diomedes Díaz en la época del accidente en Venezuela, sobrevivió y ahora cuenta la historia.