Las cuentas no están claras, Martín no tenia tantas propiedades a su nombre como se creía, y los dineros que debía el artista son ahora parte de la discordia entre sus herederos.

Comentarios