El artista nunca reveló por qué no acudió a ese entierro, pero, en la más reciente emisión de ‘Expediente final’, Rafael Santos Díaz —su hijo— aseguró que fue por miedo a que lo mataran.

Rafael indicó en el programa que aunque su papá “sí alcanzó a llegar a San Juan del César” (donde fue enterrado ‘Juancho’), la gente comenzó a agredirlo:

“Mi papá se intimidó. Hasta hicieron tiros, echaron bala, entonces mi papá—viendo esa situación, cómo estaba ahí— se atemorizó”.