El vallenato es tan grande que penetra a otros géneros y movimientos, ahí aparece Diomedes en figuras nuevas como Silvestre Dangond que tiene toma la bandera para ponerla en manos de ídolos como Juanes. Con lo universal no pelea nadie Oye Bonita.