Una de las tareas más difíciles para un cantante durante el proceso de grabación de un compacto, es la de la introducción de su voz a cada una de las obras, puesto que se trata de uno de los compromisos con más alta dosis de responsabilidad. En el caso del Mono Zabaleta, esta semana terminó la tarea de meterle su voz a las canciones que contendrá su séptimo trabajo de estudio: #EnVictoria.


“Gracias a Dios me fue bien en términos generales, cuando llegó el momento de cantar los temas de mi nueva producción, se me presentaron algunos inconvenientes de tipo respiratorio, pero con un buen tratamiento médico que seguí al pie de la letra, salí adelante, me concentré, me preparé para entregarle a los medios de comunicación y a mis seguidores, un producto con mucha calidad”, manifiesta el Mono.

Comentarios