En una fiesta, un hombre en aparente estado de embriaguez le cantaba emocionado a la que sería su pareja sentimental, la canción ‘Aunque no quieran’ de Diomedes Díaz, la cual tiene una letra basada en las relaciones prohibidas.

Dándose golpes en el pecho, el hombre cantaba: «Y aunque la gente no quiera, vamo’ a llega’ hasta viejito, porque este amor tan bonito no me lo acaba cualquiera», y la mujer embaraza le secaba las lágrimas a él mientras ella también lloraba.

Aquí se puede deducir, que las letras y canciones de Diomedes Díaz aún siguen y seguirán conmoviendo los sentimientos más bonitos que puede sentir un ser humano hacia otro, expresarlos y dedicarlos de corazón.

Comentarios