Julián Rojas señaló que en el último centro de rehabilitación donde estuvo, Hombres de Bien, lo quisieron “utilizar” por ser artista.

“He estado tratando de desligarme totalmente del problema de la adicción de la droga” indicó el acordeonero